Back
Artículos

Runology Project, correr es la excusa

Tres amigas, dos pasiones y una idea clara: Viajar y correr por los lugares más increíbles y aún prístinos de Chile (y el mundo), con el propósito de combinar el trail running con el constante asombro.

Parque Huishue, Patagonia

Parque Huishue - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

"Correr es la excusa; viajar es la forma” es el eslogan que Runology Project tiene como base y publica cada vez que sube una foto a su cuenta de Instagram. Este proyecto nace hace poco más de tres años, de una conversación entre amigas, en donde la idea de viajar y correr tomó forma e hizo que junto a María Teresa Onetto y Soledad Hott - ambas runners chilenas - pasemos gran parte de nuestras vacaciones conociendo nuevos destinos, mientras los re - corremos. 


 

Yo corro hace ya varios años, pero en modo algo más “competitivo” y preocupándome de estar siempre entrenada, hace seis o siete. Con la Teté entrenábamos en el mismo equipo de trail running, y ella con la Sole, muy amigas de hace varios años, habían viajado para correr fuera de Chile los 21K de Nike en San Francisco. Yo venía llegando de correr 100K en tres días, en EE.UU. Y haciendo un poco más ameno un entrenamiento comenzamos a armar un lista de carreras y lugares a los que nos gustaría ir a correr. Y es que la verdad, yo trato siempre de elegir mis carreras así, ya que aprovecho de viajar y conocer nuevos destinos. La idea empezó a tomar forma y sumamos una fecha que con la Sole tenían pensada, en Utah, EEUU. 


 

Teníamos claro que era algo que haríamos con o sin apoyos extras, pero en poco más de dos semanas, ya le teníamos un nombre al proyecto, dos auspiciadores y pasajes comprados para la primera fecha. Como dice la Sole: “Cuando las ganas, la disposición y la idea está, en verdad las cosas salen bien y rápido”

 

En un principio la idea era tomar como excusa una carrera y armar un viaje alrededor de ella, pero nos dimos cuenta que las carreras son interesantes, pero hay lugares increíbles, que se visitan menos. Y es ahí en donde pusimos los ojos. Hasta ahora llevamos once viajes, y el próximo es, si todo sale bien, en Octubre 2020. Tenemos otro en Noviembre 2020 en carpeta, cruzando los dedos que el Covid-19 nos deje ir a ambos.

 

Cochamó, Patagonia

Cochamó - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

El primer viaje fue en Diciembre del 2016 a Cochamó y Puelo, en la X Región de Chile. Nuestras caras al llegar a La Junta debieron haber sido grabada por un cuarto ya que no podíamos dejar de embobarnos con lo que estábamos viendo. ¡Y es que estábamos absortas de la belleza del lugar! La roca de granito que hay ahí, con el color del río y el verde de los bosques nos tenía totalmente embobadas. Luego, en el Lago Tagua Tagua alojamos en Barraco Lodge, en donde mezclamos el correr con aprender a pescar con mosca. Y en donde también tuvimos clases de cocina chilena. “La idea no es solo correr, nos gusta que en nuestros viajes aprendamos y hagamos otras cosas también“ dice Teté, quien luego afirma: “El proyecto se traduce en descubrir y explorar nuevos lugares a través del running, sin dejar de lado la riqueza que aporta un viaje“.  

 

El segundo viaje fue a la zona del Lago Ranco en donde corrimos por el Parque Futangue y el Parque Huishue, que en ese minuto estaba recién inaugurado. Muchos van a Futangue y hacen dos senderos clásicos, pero nosotros nos fuimos para el otro lado e hicimos un sendero de 25kms precioso, totalmente desconocido. "Estamos mostrando nuevos destinos. Ese es uno de los valores de Runology", dicen Sole y Teté. Luego, en Huishue, era todo nuevo, por lo que cualquier foto e información que compartiéramos iba a ser bienvenida.

 

Futangue, Patagonia

En algún punte de Futangue - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

Estancia la Cumbre, Sierra Baguales

Estancia La Cumbre, Sierra Baguales - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

En el Parque geopaleontológico La Cumbre Baguales anduvimos en busca de fósiles marinos. La única compañía que tuvimos ese día fue la de los guanacos que iban marcándonos el camino. Ellos son los dueños del lugar, ya que los caballos baguales son más difíciles de avistar. Nos quedamos en el precioso Tierra Patagonia esa noche. Y el resto de los días, a pesar de estar a la entrada del Parque Nacional Torres del Paine ¿Para qué correr por los senderos a los que todos van, si podíamos hacerlo en otros más desconocidos? Hicimos tres recorridos mas recónditos por la zona, y alojamos las otras dos noches en el Patagonia Camp, en donde una tarde de kayak sería la tónica perfecta para volver a Santiago con un viaje redondo.

 

El 2017, hicimos tres viajes más; dos en Chile y uno en Estados Unidos. En Chile fuimos a Rapa Nui en septiembre, y a San Pedro de Atacama en noviembre. En ambos viajes, al igual que en el 2do y 3ro, tuvimos la grata compañía de amigos. Y es que Runology empezó a tener muchos seguidores y nuestros amigos están a la espera de que “lancemos“ cada viaje para ver a cuál se pueden sumar, entendiendo que no es solo ir a correr, nuestros viajes son mucho más que eso. Ambos lugares, al ser muy turísticos, se transformaron en un desafío, ya que no queríamos ir donde van todos, ni hacer lo que la mayoría hacen. ¡Y lo logramos!

 

En la isla corrimos por senderos mas desconocidos, visitamos cuevas y cumbres de volcanes a los que tienes que llegar con un guía, que en nuestro caso fue el gran Mea-Mea Hoao Tuki. Además, sumamos paseos en bicicleta para los que no podían correr, buceamos e hicimos snorkel. ¡Nadie se quería volver al continente después de cinco gozados días! En San Pedro fuimos en busca de caminatas y lagunas desconocidas, también de la mano de un guía local con quien recorrimos lugares mas inhóspitos, como el sendero de cetáceas de Guatin, o una caminata a 4000msnm en Kulamar, esta vez rodeados de vicuñas y flamencos. También, conocimos a Alejandro Gonzalez, artesano de Toconao, quien está patrocinado por Smartrip, agencia de viajes de la cual éramos embajadoras. 


 

Cruzando Fronteras

Arches National Park, Utah

Arches National Park, USA - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

El cuarto viaje, en Junio del 2017, ha sido nuestra joyita más envidiada. Fue el único viaje hasta ahora en el extranjero y el cual se armó en torno a una carrera, la Bryce100K, en Utah, EE.UU. Con esta excusa nos fuimos quince días a recorrer cinco de sus parques nacionales, The Mighty 5: Arches, Canyonlands, Capitol Reef, Bryce y Zion. Esta tremenda carrera fue la base de una increíble aventura de kilómetros y kilómetros por tierra de grandes y profundos cañones, muchísima piedra arenisca llena de distintos colores, exceso de calor y movernos en constante altura. Y es que Utah es asombrarse por lo chico que somos y lo increíble que es la tierra como organismo. Es disfrutar de geología pura y al alcance de todos. Es mirar al pasado constantemente. 


 

Utah es colores, es rojo intenso casi morado, mucho amarillo, naranja y ¡verde! Qué tremendos atardeceres, a veces pensaba que eran mis anteojos los que le ponían color al paisaje, ¡pero no, eran colores naturales sin filtro! Utah es calor y frío, es espacios llenos de detalles para mirar, con paredones de rocas con formaciones preciosas. Daban ganas de haber tenido un lente macro para llevarse algunas texturas en las fotografías, o un zoom 500 para poder captar detalles que se ven lejanos. Además, está lleno de formas, de acantilados y arcos por todos lados, hay miles de paredes para escalar y senderos que nos invitaban a correr y correr, a pesar del calor que hacía. Quizás si uno se para en cualquier sendero del mundo podría pensar lo mismo, que es un lugar espectacular, pero la verdad es que Utah no deja indiferente a nadie. 


 

Descubrimos cosas que no están en los clásicos libros, como los 22 kilómetros por un sendero de los 10Mag, una zona cerca de Arches donde se anda mucho en bicicleta, pero por donde nosotras decidimos correr. También en Escalante, cuando llegamos a una cascada más desconocida, pero igual de impresionante. O en Capitol Reef, cuando un guía nos dejó botadas, y a cambio encontramos una nota que indicaba cómo llegar a un Slot dentro del parque, el que encontramos y recorrimos ¡sintiéndonos Indiana Jones!

 

Fue un viaje inolvidable y estando allá nos envidiábamos a nosotras mismas por la tremenda experiencia que estábamos viviendo. Y ahora, cuando miramos las fotos, revivimos cada momento; y volvemos a gozar. Me tele transporto y despacito se va dibujando nuevamente una sonrisa en mi cara. 
 


 

Parque Patagonia, Aysen

Algún glaciar perdido en el valle del Fachinal, Parque-Patagonia - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

Durante el 2018 solo hicimos un viaje ya que yo me encontraba en España haciendo un Master. Mi regreso, de hecho, se adelantó por este viaje que fue una locura de emociones. Dejamos el trail running de lado unos días y nos fuimos de mochila al hombro a recorrer el nuevo Parque Patagonia en Aysen. Recorrimos más de 50kms en 4 días entre Chile Chico y Valle Chacabuco. De la mano de Patagonia Huts, nos metimos bajo glaciares, cruzamos incontables veces los ríos que se cruzan en el camino, y jugamos generala más veces de las que he jugado después! 


 

El 2019 llegó cargado de viajes un poco más cortos, pero preciosos y lleno de descubrimiento de costumbres, zonas de Chile más desconocidas y manejos de grupos un poco más complejos. En el Ahibueno, la zona bien llamada Patagonia de la zona central, gozamos de acampar y convivir con dos tremendos guías que nos mostraban el camino mientras llevaban, de a caballo, nuestras cosas. El clima, como siempre, nos acompaño. Al igual que en Chincolco, localidad “perdida” en la Cordillera de los Andes que sufre de la sequía. Este viaje fue distinto, separamos los grupos y mientras unos caminaban, otros corrían, para luego todos gozar del cabalgar el último día. Bahía Esperanza a fines del 2019 no fue indiferente y la visita a la Patagonia, una vez mas, era un goce de colores, paisajes y muchísima risa.

 

Cambiando Paradigmas

DExperience

DExperience WUD Media - Fotos: Archivo Runology Project / @runologyproject.

 

En Marzo de este 2020, hicimos nuestro (hasta ahora) último viaje al que llamamos DExperience. Un viaje distinto, en donde ya no íbamos a correr, pero sí a hacer que otros gozaran del poder cruzar sus límites y gozar de la naturaleza de la zona de Cochamó. Volvíamos a donde habíamos comenzado, pero esta vez acompañadas de 13 personas con diabetes tipo 1, más dos médicos a cargo. Fue una experiencia única y bien distinta. Personas a las que normalmente se les dice que no podrán realizar deportes extremos o de aventura por su condición, llevaron su cuerpo y paradigmas al límite, aprendiendo que en equipo y con cuidado, ¡todo se puede lograr! Por supuesto ya estamos organizando el próximo, para el 2021, en Brazil.

 

Algunas personas nos preguntan que cuándo lo transformaremos en algo comercial, y nuestra respuesta por ahora es: “No todavía, nos gusta la libertad que tenemos en cada viaje de hacer y deshacer según lo que vamos queriendo y viendo”. Nos gusta que se sumen amigos, gente amante de la naturaleza y el trail running, pero como dice Teté: “Runology se diferencia de otros proyectos por la forma en que hacemos el turismo, ya que viajamos haciendo deporte, y casi nunca vamos a lo más turístico“ 


 

Si en algo concordamos siempre las tres, es que “Runology es un estilo de vida, y nos encantaría contagiar a muchos de este espíritu ”. Si no te quieres perder la pista de nuestros viajes, puedes seguirnos en la cuenta de Instagram (@runologyproject).

Tag

Viewnia.com Runology project Carolina fresno

Post a comment!


Comments

expand_more expand_less